Así Trabajamos

El proyecto educativo el taller es un gran desafío. Lo fue cuando comenzó en 1992 y continúa siéndolo.

El desafío de encontrar respuestas a problemas. De evitar repetir lo que uno sabe que hay que cambiar. Querer que la educación tenga un sentido. Que los alumnos aprendan, tengan herramientas, instrumentos, ganas de ser partícipes activos. Que puedan producir, que tengan proyectos.

 

El nombre el taller expresa el modo en que concebimos la tarea: lugar donde las personas trabajan con ideas, recursos, objetos. Arman, desarman y rearman para comprender, resolver desafíos y producir. Se trata de elaborar conjuntamente con el hacer.

Tenemos la sólida convicción de que se aprende y se produce con otros. No entendemos el aprendizaje desgajado de la persona.

La disposición de los alumnos en mesas de a cuatro favorece este trabajo y los forma en una concepción de aprendizaje donde se valora lo grupal. Los docentes modifican esta distribución toda vez que la actividad lo requiera.

Enseñar, aprender y elaborar los conflictos que esta concepción supone son aspectos centrales de la tarea docente. Para trabajar estos objetivos todos los profesores participan semanalmente de un Taller de Formación Docente coordinado por la Dirección.